Luis Miguel    

Al Que Me Siga

Letras Luis Miguel / Al Que Me Siga

Al Que Me Siga

Luis Miguel

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que hasta que lo has encontrado
tú ni loca habrías pensado
que el amor sería así.

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que con él te has estrenado
porque todo lo pasado
fueron juegos de aprendiz.

Y nos hemos devorado
en cada lecho, en cada esquina
y cualquier lugar del mundo
hemos hecho maravillas.
Y en tu cuerpo y el mío
hasta quedan cicatrices.

...Y ahora dile al que me siga
que para ti yo no existí.

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que hasta que lo has conocido
no sabías que el paraíso
se pudiera hallar aquí.

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que con él te has estrenado
porque todo lo pasado
fueron juegos de aprendiz.

Y nos hemos devorado
en cada lecho, en cada esquina
y cualquier lugar del mundo
hemos hecho maravillas.
Y en tu cuerpo y el mío
hasta quedan cicatrices.

...Y ahora dile al que me siga
que para ti yo no existí.

Y nos hemos devorado
en cada lecho, en cada esquina
y cualquier lugar del mundo
hemos hecho maravillas.
Y en tu cuerpo y el mío
hasta quedan cicatrices.

...Y ahora dile al que me siga
que para ti yo no existí.


Luis Miguel

Al Que Me Siga

Luis Miguel

Al Que Me Siga

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que hasta que lo has encontrado
tú ni loca habrías pensado
que el amor sería así.

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que con él te has estrenado
porque todo lo pasado
fueron juegos de aprendiz.

Y nos hemos devorado
en cada lecho, en cada esquina
y cualquier lugar del mundo
hemos hecho maravillas.
Y en tu cuerpo y el mío
hasta quedan cicatrices.

...Y ahora dile al que me siga
que para ti yo no existí.

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que hasta que lo has conocido
no sabías que el paraíso
se pudiera hallar aquí.

...Y ahora dile al que me siga
lo que me decías a mí;
que con él te has estrenado
porque todo lo pasado
fueron juegos de aprendiz.

Y nos hemos devorado
en cada lecho, en cada esquina
y cualquier lugar del mundo
hemos hecho maravillas.
Y en tu cuerpo y el mío
hasta quedan cicatrices.

...Y ahora dile al que me siga
que para ti yo no existí.

Y nos hemos devorado
en cada lecho, en cada esquina
y cualquier lugar del mundo
hemos hecho maravillas.
Y en tu cuerpo y el mío
hasta quedan cicatrices.

...Y ahora dile al que me siga
que para ti yo no existí.